martes, mayo 13, 2008

Los robots del amanecer.

Precedida por Bóvedas de Acero y El Sol Desnudo, Los robots del amanecer constituye la tercera entrega de la saga de los robots de Asimov. La serie de novelas protagonizadas por el detective Elijah Baley en un tiempo en el que los terrícolas, víctimas de la superpoblación, viven hacinados en enormes Ciudades subterráneas. Baley dirige a un grupo de entusiastas que salen al Exterior con vistas a superar su agorafobia y prepararse para la improbable ocasión de colonizar otro planeta. Sin embargo, motivos de trabajo le conducirán en esta ocasión hasta Aurora, ni más ni menos que el mundo más influyente entre las cincuenta colonias espaciales. Allí se enfrentará a un caso aparentemente insoluble y no sólo pondrá en juego su carrera profesional, sino la política interestelar con la Tierra y la posibilidad de que se permita a los terrícolas colonizar otros mundos.

Tremendamente dinámica, al igual que las otras dos entregas. Quizá con menos escenas de acción. Muy fácil de leer. Predominan los diálogos sobre cualquier otro aspecto. Así como las reflexiones de los propios personajes -aunque a veces diría innecesariamente explícitas-, a través de las que se nos va revelando realmente la trama. Como siempre, Asimov hace especial énfasis en las relaciones entre humanos y robots. También juega con las diversas costumbres y tabúes desarrollados en cada mundo, como ya había hecho con Solaria en El Sol Desnudo. A lo largo de toda la saga se van sembrando precedentes sobre los que se sustentan otras obras del mismo autor, como la saga de Fundación. Este volumen no es una excepción al respecto. A destacar las alusiones soslayadas de lo que en el futuro se conocerá como Ley Cero de la robótica. También deja caer guiños a otras obras del mismo autor, que sus fieles no vacilarán en acoger con medias sonrisas, como alusiones a Andrew Martin o a alguna leyenda sobre vivencias de Susan Calvin recogidas en algún relato de Yo, robot.

A pesar de conocer de forma vaga los hechos clave de la saga -debido a las referencias en la saga original de Fundación y, sobre todo, en la segunda trilogía de la Fundación-, la trama me ha mantenido en vilo hasta un final bastante sorprendente. Recomendable para todo seguidor del Universo de Asimov.

2 comentarios:

juan antonio dijo...

Hola Liberalion, he leido tu blog y me ha encantado, si te parece te voy a agregar al mío... pero si te parece mal, me lo dices y ya.

Yo tambien escribo ciencia ficción y consumo muchas novelas de este tipo de literatura, es más, tengo un blog dedicado a ese tema.

Saludos desde Sevilla.

Leralion dijo...

Desde luego que no me parece mal. ¡Todo lo contrario! Me alegra que te haya gustado.

Ya le echaré un vistazo al tuyo. Un saludo.