martes, marzo 11, 2008

El sentido del pasado.

Eileen vuelve a reunirse con él. Se sienta sobre los talones y recita quedamente:

Amo todo desierto y lugar solitario,
donde saboreamos el placer
de creer que lo que vemos es infinito,
como desearíamos que fuera nuestra alma.

-¿Quién dijo eso? -pregunta Roger, sorprendido por los versos.
-Shelley -replica ella-. En "Julián y Maddalo".
-Me gusta.
-A mí tambíen -También ella arroja una piedrecita-. ¿Vienes a cenar?


[...] Hay dos maneras de ver el pasado. Puedes verlo como algo muerto e inmutable, que forma parte de ti pero que no puedes cambiar ni tampoco cambiar su sentido. En ese caso el pasado limita o incluso controla lo que puedes ser. Pero Sartre no está de acuerdo con esa forma de verlo. Él dice que el pasado se ve constantemente alterado por lo que hacemos en el momento presente. El sentido del pasado es tan fluido como nuestra libertad en el presente, porque cada nuevo acto nuestro puede reevaluar el conjunto.
-Bah -dice Roger-. Existencialismo.

Los marcianos. Kim Stanley Robinson.

3 comentarios:

sr. nadie dijo...

buah, tiene razon, existencialismo. Desde cuando el individuo es libre? foto o fake

so dijo...

bah, me quedo con una mezcla de los dos; hay cosas que siempre estan presentes pero hay otras que caeran en el olvido para siempre, luego nunca cambiaran

Pablo dijo...

Físicos... ¬¬