lunes, septiembre 15, 2008

La voz de los muertos.

-El lenguaje nórdico reconoce cuatro tipos de extranjeros. El primero es el habitante de otras tierras, o utlänning, el extraño que reconocemos como humano de nuestro mundo, pero que pertenece a otro país o a otra ciudad. El segundo es el framling: Demóstenes simplemente cambió el acento de la palabra nórdica främling. Se trata del extranjero que reconocemos como humano, pero de otro mundo. El tercero es el raman, el extranjero que reconocemos como humano, pero de otra especie. El cuarto es el auténtico alienígena, el varelse, que incluye todos los animales, con los cuales no es posible la conversación. Viven, pero no podemos adivinar qué propósitos o causas les hacen actuar. Puede que sean inteligentes, puede que sean conscientes de sí mismos, pero no tenemos medio de saberlo.

La voz de los muertos.
Orson Scott Card.

2 comentarios:

Kementari dijo...

Scott Card, sin duda, visitaba a menudo Ociojoven.

Dors-seldon dijo...

Esta es una de las partes de "La voz de los muertos" que tenía pensada poner en el fotolog (o blog) al terminarlo.
Casi que resume muy bien todo el inicio del planteamiento que se desarrolla en el libro.

¿Cuándo te leerás "Ender el xenocida"?
Este último sigue una linea más parecida a La voz de los muertos que al Juego de Ender, y el final puede ser un poco desconcertante (a Card se le va la olla), pero me encantó.