domingo, marzo 30, 2008

La guerra interminable.

Su voz sonaba tan triste que me resultó insoportable. Si al menos hubiera podido tocarla le habría hecho descargar toda su tristeza como un cable a tierra, pero ambos estábamos atrapados en individuales mundos de plástico.

Joe Haldeman ha sido galardonado con los premios Hugo, Nebula y Ditmar a la mejor novela del año en 1974 por La guerra interminable. Desde entonces se ha ido consagrando como uno de los clásicos imprescindibles del género.

La humanidad descubre un nuevo sistema para explorar la galaxia que desafía las leyes de la Relatividad usando unos objetos –colapsares- que no se habían observado hasta el momento y actúan como portales. Un crucero contacta con seres inteligentes abiertamente hostiles, a los que bautizan como taurinos por razones astrográficas. William Mandella es un estudiante de física reclutado para integrar la primera fuerza de combate. Las condiciones serán durísimas y las probabilidades de sobrevivir a la batalla ínfimas. Pero de hacerlo, ya que en cada uno de sus viajes se ven expuestos a la dilatación temporal, los soldados se encontrarán con una sociedad irreconocible, varios siglos adelantada. Todo su entorno habrá desaparecido y tendrán que librar su propia batalla personal.

Se nos ofrece una narración en primera persona, con un estilo fresco y fácil de leer. Salpicado por pequeños detalles técnicos, que dejan entrever amplios conocimientos científicos, sin incurrir en la pedantería o el aburrimiento. Enmascarado bajo la apariencia de un relato bélico de ciencia ficción La guerra interminable constituye una crítica severa a las maneras militares, ilustrando las penurias que los reclutas asumen estoicamente. Haldeman se muestra bastante pesimista respecto al futuro de la humanidad y su naturaleza y ese sentimiento perdurará como un manto a lo largo de toda la novela, que sólo será iluminado por pequeñas pinceladas románticas.

4 comentarios:

sarina dijo...

primer!! jajaj :P

si fiu! tngo ya parciales... xo to controlao, jaja :)

no t pongo na acerca del texto jajaj

so dijo...

no te comento nada del texto, sorry! es para decirte que me uni al mundo del fotolog con marina y marta asi que ya me puedes visitar tu tambien, te lo digo por aqui ya que no te pillo por el msn.
Ah meca, la direccion es www.fotolog.com/somamar

paupablo dijo...

oye, eso del invaders ye un viciu eh

Alex [Solharis] dijo...

Lo tengo en mi lista de clásicos imprescindibles de la ci-fi y tu reseña es otro punto a su favor... Aunque "Estación de tránsito" y "Las estrellas de mi destino" me llaman mucho. Vaya dilema ahora que estoy buscando otro clásico para hincarle el diente.