domingo, octubre 29, 2006

Finalidad.

Unos vienen, otros van. Unos entran, otros salen. Algunos nunca se van… Las personas cambian, los caminos se cruzan, se entrelazan, se repliegan, se reencuentran, se separan. Y la vida sigue, como si jugara con nosotros. Buenos y malos tragos. Tragos malos por tragos buenos, todo tiene su precio. Dicen que la vida es tanto mejor como mayor sea la intensidad del sentimiento de nostalgia en el ocaso. Ésta ha sido una buena dosis. A veces piensas que el Universo conspira contra ti, que has de hacer algo que nadie desea, algo que no quieres, pero estás convencido de que es lo mejor. La dualidad es una maldición, y jamás la había sentido tan fuerte. Espera, y mira lo que has sembrado.

1 comentario:

paupablo dijo...

ánimo