lunes, marzo 07, 2011

Así que usted verá, o se enlata o lee sin parar.


Los libros tienen, pues, algo de lata de sardinas. Un fin de semana me introduje en una novela de Le Carré y al salir de ella el lunes siguiente era otra vez viernes, aunque no se lo crea. Sostenga usted un libro entre las manos y déjese traspasar por su misterio, aun sin leerlo, y ya verá. Lo malo es que cuando uno sale de la lata o del libro entra en el tiempo y en dos días se queda peor que un berberecho a la intemperie. Así que usted verá, o se enlata o lee sin parar. Yo le aconsejo lo segundo. Proporciona los mismos efectos rejuvenecedores y no da claustrofobia.

Enlatarse o morir. Juan José Millás.

1 comentario:

Cable Hogue dijo...

Yo tengo la de Ana Mª Matute y la de Landero :)